www.arteyaprende.com · manualidades · escultura · pintura · dibujo · modelado · bisutería...

arteyaprende.com

 un emprendimiento del grupo: www.laescuelavirtual.com  

arte y manualidades

 

 
MENU
Portada
Quienes somos
Que es arteyaprende.com?
Políticas de Privacidad
Contactar
 
 
TUTORIALES GRATIS
En el taller
Sección de dibujo
Sección modelado
Sección manualidades
Sección joyería abalorios
 
CURSOS
Cursos de Moldes Silicón, Látex, Hoja de Oro, Policromía, Talla en Madera en laescuelavirtual.com
 
 

SECCIÓN DIBUJO

 
 

 

  SECCIÓN DE DIBUJO

DIBUJO DE PAISAJE A LÁPIZ

 

Capitulo 06

 

Peculiaridad del olivo 2
 

  Pasamos ahora ha buscar ya los diferentes volúmenes dentro del encaje global, pero sin matizar en modo alguno las distintas masas.


 

 

  Abordamos ya plenamente el dibujo, trabajando a punta de lápiz, perfilando el tronco y apuntando el contorno de la masa del follaje.

 

Los árboles

  Matizamos progresivamente los trazos hasta conseguir una matización lineal y tonal acorde en las distintas zonas del dibujo.

 

Tipos de árboles
 

  "Calvero en el bosque" es el título de este dibujo excepcional, realizado por Claudio de Lorena (1600 1682), usando pluma y tinta parda, aguada y realces de papel de color azul. Se trata de una muestra definitiva de la calidad de acabado con la que se puede abordar un tema tan universal como el arbol.
 
La riqueza y variedad que la naturaleza muestra al espectador es siempre irrepetible, y presenta innumerables matices y detalles que todo artista sensible debe tener en cuenta. Es el árbol un elemento protagonista en todo paisaje, cuya ejecución suele resultar muy atractiva como iniciación y, por ello, abundamos en su desarrollo de nuevo en esta lección.

Aportamos ahora un buen número de ejemplos, desarrollados a partir de un sencillo esquema formal en dos pasos, que amplía al aficionado las perspectivas de este tema. Como en cualquier otra disciplina artística, un buen modo de profundizar en su aprendizaje consiste en la práctica a partir de modelos del natural. En este caso, serán las características botánicas propias las que determinen su dibujo, que siempre contarán con la huella creativa del dibujante, su interpretación personal, en definitiva.

Realicemos, pues, numerosos apuntes rápidos, y profundicemos en la ejecución de los que más llamen nuestra atención, buscando en todo momento sus rasgos diferenciadores específicos. El lector deberá interpretar los siguientes ejemplos como un amplio muestrario de diferentes tipos de árboles, alentadores para su propia ejecución con la técnica de dibujo más apropiada o más acorde con sus aptitudes artísticas.

Péndula y Acebo

péndula

Los ramilletes de hojas alargados que penden verticalmente producen la sensación de caída del conjunto del árbol. En este caso, habrá un predominio acusado de líneas verticales, más tupidas en las zonas de sombras más intensas. Dibujaremos las ramas a la vista limpiamente.

Acebo

El perfil quebrado de sus hojas, su frondosidad en forma de cono y la ausencia de tronco proporcionan al acebo su característica fisonomía.

  Comenzaremos matizando los distintos macizos frondosos con líneas oblicuas y completaremos el dibujo con trazos muy breves.



 

 

Roble y Algarrobo

Roble

Trazamos primero el contorno total que producen las hojas y luego iremos resolviendo los volúmenes de fronda utilizando el trazo oblicuo y vertical, según sea la sombra más acusada o más patente la luminosidad. Las sombras son mas densas en la parte inferior.

Algarrobo

 

   Árbol muy frondoso y compacto, achaparrado, presenta un contorno muy regular. Combinaremos los trazos verticales y poco espesos con otros oblicuos más tupidos para contrastar los volúmenes de su fronda, y oscureceremos las zonas de sombra más intensas con trazos cortos.
Eucalipto y Chopo negro

Eucalipto

En el eucalipto no existen zonas de sombra acentuadas, y los volúmenes parciales del follaje son poco acusados. Destacaremos las partes sombrías con trazos ligeramente oblicuos, e intensificaremos los contrastes con trama o líneas horizontales compactas.

Chopo negro
 
  Árbol eminentemente esbelto, muy frondoso. Dentro de los volúmenes que forman sus macizos frondosos, marcaremos las zonas de sombras más intensas con trazos oblicuos y apretados, para terminar dibujando los contrastes.
 

 

     
     

Ciprés y Palmera
 

 

  Cipres

Con trazos oblicuos resaltaremos las zonas más sombreadas del ciprés, y concluiremos el dibujo combinando las líneas horizontales y oblicuas, poco marcadas y densas, buscando los contrastes y consiguiendo la sensación de movimiento.



 
     
  Palmera

El contorno de este árbol es muy simple. Dibujaremos primero las líneas gruesas de las hojas del tronco; trazaremos las sombras del mismo y concluimos con las hojas, mediante un simple movimiento de lápiz, partiendo de la rama central.


 
     

Mostajo y Castaño

  Mostajo

Posee un contorno muy desvaído, debido a su escasa y liviana frondosidad. Habrá que dibujar limpiamente el tronco y las ramas en sentido ascensional. No existen contrastes acusados de sombras. Reproduciremos el follaje trazando pequeños círculos irregulares.

 
  Castaño

Las hojas, muy puntiagudas y el fruto repleto de púas, confieren al castaño un contorno muy peculiar. Comenzaremos marcando las sombras más intensas con trazo tupido y resolveremos las partes más luminosas con líneas verticales levemente marcadas.


 
     

Atrás

  Temario

 

 

 

 

 

1

PUBLICIDAD